0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

English English Español Español
0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

¿Están los unicornios en peligro de extinción?

En el mundo de los negocios, un “unicornio” es una compañía cuyo valor alcanza los US$1,000 millones en alguna de sus etapas de levantamiento de capital. Fueron llamadas unicornios porque prácticamente eran emprendimientos mitológicos y difíciles de encontrar.
Desde finales del 2013 (cuando fue acuñado el término por Aileen Lee, fundadora de Cowboy Ventures), se han encontrado decenas de startups que alcanzan y superan la meta de los US$1,000 millones antes de su IPO.
El primer unicornio avistado en el ecosistema emprendedor fue LinkedIn, cuya última valuación privada fue en octubre del 2008 POR US$1,050 millones y que en 2011 fue valuada en bolsa por US$4,300 millones. A ésta le siguieron en 2011: Facebook (US$50,000 millones —última valuación privada), Zynga (US$9,100 millones), Twitter (US$8,000 millones) y Groupon (US$4,750 millones). Y quizás nos suenen otras más recientes que ya fueron lanzadas en bolsa como GoPro (US$2,250 millones en 2012), Shopify (US$1,300 millones en 2013), Alibaba (US$42,000 millones en 2014) y Square (US$6,000 millones en 2015).

Unicornios en 2013. Fuente: Techcrunch.
Unicornios en 2013.
Fuente: Techcrunch.

Además de éstas, TechCrunch reporta en su base Unicorns Leaderboard 156 compañías que actualmente están valuadas en más de US$1,000 millones (entre las que destacan Uber, Xiaomi, Airbnb, Dropbox, Spotify y DJI) y otras 39 empresas que podrían ingresar muy pronto en el ranking (como SoundCloud, Foursquare y Postmates).

Todo lo bello corre peligro

Hoy sabemos que los unicornios son una realidad y algunos se atreverían a decir incluso que están en la cúspide. Aileen Lee escribió en julio pasado para TechCrunch que el aumento de unicornios entre 2013 y 2015 se debe a cinco razones:

  • a) Lanzan productos irresistibles que son cada día más fáciles de adoptar, gracias a mercados globales crecientes, smartphones y redes sociales que sirven para difundirlos rápidamente.
  • b) Actualmente existe una percepción de que el ganador lo toma todo y no deja nada para otros competidores.
  • c) Tienen una etapa tardía de capital que proviene de muchas fuentes: fondos late stage, inversionistas públicos que invierten antes y estrategias globales.
  • d) Los mercados públicos son vibrantes y alimentan el optimismo.
  • e) Los mercados privados son optimistas y albergan un montón de “unicornios de papel” que pueden manipular un poco su entorno para entusiasmar a los inversores.

Noah Kulwin, editor de Re/code, en cambio, augura el final de la era de los unicornios, basado en un reporte de la National Venture Capital Association. En el documento revela que durante el tercer trimestre del 2015, las firmas de venture capital en Estados Unidos reunieron tan sólo US$4,400 millones de 53 fondos. Lo cual no es ni la mitad de los US$10,800 millones de 80 fondos que se lograron el trimestre previo y está aún por debajo de los US$6,500 millones que se hicieron en el mismo periodo del año anterior.
No sólo eso. CB Insights publicó en su blog resultados previos de su reporte de venture capital que mostraron una caída global del 30% en el capital invertido en startups durante el cuarto trimestre del 2015: US$11,400 millones contra US$20,300 millones del tercer trimestre.

Recaudación de Venture Capital. Fuente: CB Insights
Recaudación de Venture Capital.
Fuente: CB Insights

Proporcional a eso, la cantidad de compañías que ingresaron en el Club de los Unicornios se redujo a la mitad y fue el número más bajo del año. Mientras que en el tercer trimestre nacieron 24 unicornios, en el cuarto sólo se vieron 12.
Nuevos unicornios. Fuente: CB Insights
Nuevos unicornios.
Fuente: CB Insights

La dura realidad es que las inversiones en emprendimientos cada vez son menos y los unicornios peligran. Podría deberse a que las empresas de tecnología evitan cada vez más los IPO, temerosas de la bolsa de valores, según el reporte Global IPO Trends 2015 4Q de Ernst & Young, pues es menos controlable que el mercado privado.
Otra teoría apunta a que los inversionistas están perdiendo la fe luego de descubrir tantas empresas que venden sus productos incluso por debajo del costo de producción con la finalidad de alcanzar popularidad y generar demanda, como apunta Fred Wilson. ¿Quién será el verdadero enemigo de las startups, el mercado de valores o los márgenes negativos?
En México seguimos a la espera de un unicornio que nos deje bien parados por su valor, incluso antes de su IPO. ¿Este despertar del ecommerce en el país nos conducirá a algún orgullo empresarial dentro de los negocios digitales?
Estaremos atentos a cuando surja.

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Artículos relacionados

3,179FansLike
90FollowersFollow
223FollowersFollow

Últimos artículos