0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

English English Español Español
0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

Televisa y TV Azteca crean alianza a través de Blim

La televisora creadora del video streaming on demand Blim decidió, en un acto estratégico, aliarse con su competencia en televisión abierta: TV Azteca. El propósito es transmitir contenidos de la televisora de Salinas Pliego en su plataforma de streaming, Blim. Una forma de incluir a dos de las empresas más importantes de entretenimiento y generación de contenido audiovisual del país a la vanguardia digital de los ebusiness.
Blim apostará por pasar contenido de cineastas próximamente, al mismo tiempo que ha convocado a escritores y guionistas a colaborar en sus futuras producciones, esto con la finalidad de atraer a un público más joven. TV Azteca se une al contenido on demand con Entre correr y vivir, una serie que será producida únicamente para Blim.
Lo que continúa en el proyecto de Blim será crear alianzas con Disney, Sony BFT Media, viacom y Globo. Debemos considerar esta alianza como un acto inusitado en la historia de la televisión mexicana, y el culpable no es otro que Netflix, que proporcionó la data necesaria para que ambas empresas previeran un futuro crecimiento a través de estos canales digitales y los modelos OTT.
La pregunta indicada es: ¿es una estrategia que permitirá a la plataforma entrar al juego que dominan, Netflix, Clarovideo y TotalPlay?, ¿el streaming realmente desplazará a la televisión abierta en todas sus formas de penetrar al público de contenido audiovisual?

El problema no es la forma, sino el contenido

Los hábitos de consumo están cambiando. Aproximadamente el 35% de los mexicanos que pertenece a la generación millennial son parte de la población económicamente activa y precisamente este público es aquel que prefiere los contenidos, pero sobre todo el que sigue recomendaciones y tiene capacidad de elección. Por eso no debe extrañarnos que un informe del Business Bureau sobre el consumo de entretenimiento, revele que los mexicanos vemos 5.8 horas de televisión a la semana, mientras que los usuarios de Netflix lo utilizan alrededor de 9.8 horas al día. En TotalPlay y ClaroVideo la gente invierte 4.8 y 5 horas, respectivamente.
Blim, al principio, trasladó su contenido de televisión a la plataforma. La pregunta es: ¿quién quiere ver telenovelas en Internet que repiten la misma fórmula desde que se estrenara Senda Prohibida en 1958? Probablemente exista un público amplio, pero, ¿justifica competir con este modelo?
Televisa creó recientemente series para Blim; sin embargo, éstas tienen la misma manufactura que las que hicieron en algún momento para televisión y fracasaron en rating. Como si el canal digital fuera un acumulador de desechos televisivos y capitalizarse lentamente. ¿Acaso la estrategia de Televisa es repetir la misma estructura de sus contenidos televisivos dentro de los canales digitales?
Esta fórmula probablemente no sea la indicada para obtener los resultados triunfales de Netflix o ClaroVideo. Las series más vistas del gigante norteamericano del video on demand presumen alta y compleja (no complicada) manufactura en guión, filmación y edición herederas de la tradición que inauguró HBO con The Sopranos y The Wire. Para certificarlo, Netflix recurrió a sus datos.
La plataforma realizó un estudio sobre 100 títulos en 190 países. La investigación reveló que el tiempo que una persona se tarda viendo una temporada es de aproximadamente cinco días, con una media diaria de permanencia de los usuarios en la plataforma de dos horas y diez minutos.

Blim Netflix Clarovideo series
Las series más exitosas coinciden en un punto: la calidad de sus producciones y la inteligencia de sus guiones.

El “índice de maratones”, según manifestó Netflix en un comunicado, permitió identificar tendencias entre un público cuya forma de ver televisión ha cambiado de modo tan radical como certificaBusiness Bureau. Mientras que las series de acción, terror o thrillers tienden a ser “devoradas”, como es el caso deThe Walking Dead, Sense8, American Horror Story y The Fall, las narrativas más complejas suelen inspirar ritmos más lentos. Ese es el caso de series como House of Cards o Bloodline, así como dramas de época como Peaky Blinders, Downtown Abbey y Mad Men.
Las series dramáticas son más “devoradas” que “saboreadas”, como sucede con Orange is the new black, Nurse Jackie y Grace & Frankie. Una de las mayores curiosidades llegó de la mano de la comedia que, contrario a lo que se creería, se consume a ritmo más lento que los ejemplos anteriores, especialmente en los casos de series de mayor complejidad y sofisticación como Unbreakable Kimmy Schmidt y BoJack Horseman.
Es verdad que Netflix no tiene el catálogo más grande ni el precio más bajo. De hecho, en estos dos rubros ClaroVideo –la compañía mexicana perteneciente a Carlos Slim– le supera. Sin embargo, el servicio de streaming estadounidense mantiene cautivos a cerca del 70% de los suscriptores mexicanos.
Es posible que por eso Carlos Slim, a través de su empresa de televisión de paga, Dish, decidiera crear Dish OTT –un servicio  que permite acceder a contenido de HBO (HBO GO) y el paquete de FOX+– desde enero de este año. Así, contenidos que antes eran exclusivos para quienes contaban con televisión de paga están ahora al alcance de un clic. Esta estrategia podría representar una competencia real para Netflix si tomamos en cuenta que HBO fue la creadora de series complejas y comedias inteligentes, mientras que Fox cubre el espectro de entretenimiento puro y duro.
Según datos de Dataxis por un lado y Ooyala por otro, se estima que México cerró 2015 con 5.5 millones de suscripciones a algún servicio on demand, con un valor en el mercado de US$370 millones.
 
streaming OTT Netflix Blim Claro Video Klic Mubi mercado mexicano
Netflix posee el doble de usuarios que Claro Video, mientras tanto el resto de los servicios se conglomeran en un apretado 3% del mercado.

Y aunque Ooyala y Vindicia consideran que  la OTT está en una etapa relativamente temprana de su desarrollo, en comparación con otras regiones –después de 4 años, Netflix solamente tiene una penetración de aproximadamente 2%– sabemos que cuando se trata de dinero, medios y conversiones, un minuto más o un minuto menos puede ser decisivo.
Podemos creer que esta es una carrera que recien inicia y si bien Netflix no empezó creando contenido propio como OINB o HoC, sí lo hizo entrando al mercado en tiempo y forma, incluso antes de que una estuviera acostumbrado a disponer de estos servicios.
Habrá quienes consideren que lo importante es lo que suceda a partir de ahora que Televisa retiró sus contenidos de Netflix, pero, la verdad sea dicha de paso, cuando hablo a título personal de un fenómeno generacional no lo digo sólo porque el informe del Business Bureau reporte que sólo 17% de la audiencia menor de 24 años no ve contenido televisivo en Internet y que las personas menores de 34 años no cuenten con un servicio OTT, también porque se trata de usuarios que buscan una experiencia distinta al momento de utilizar servicios de este tipo.

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Artículos relacionados

3,179FansLike
90FollowersFollow
223FollowersFollow

Últimos artículos