0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

English English Español Español
0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

Sin miedo a comprar en línea

Antes cargaba mi tarjeta bancaria dado lo inseguro que resultaba llevar efectivo por calles sinuosas. Ahora cargo efectivo por lo inseguro que es usar mi tarjeta bancaria. Y es que la última vez que me animé a pagar unos chicles con ella, recibí también, un par de horas después, un cobro de $2,000 en boletos de cine comprados vía telefónica.
En un mundo donde la honestidad es virtud de pocos, todos corremos el riesgo de ser víctimas de fraudes bancarios y eso nos hace temblar a la hora de realizar un pago con medios digitales.
Para fortuna de nosotros los desconfiados y de las miles de empresas que cobran electrónicamente, MercadoLibre, MasterCard y Bansí, crearon una tarjeta anónima y recargable que sirve para pagar en cualquier comercio virtual o físico. Las tarjetas MercadoPago pueden ser de nivel uno –sin tus datos y sólo para tiendas físicas– o de nivel dos –con tu información personal y para comprar por Internet en México y el extranjero–. El plástico vale MXN$100 y se recargan desde MXN$150 en cualquier 7-Eleven.

todos corren el riesgo de ser víctimas de fraudes bancarios, lo que induce temor al realizar un pago con medios digitales.

¿Por qué algo así funciona en México?

Frente a la iniciativa, cabe preguntarse por qué emprender una aventura de este tipo; es decir, por qué las tres instituciones involucradas en el join venture se preocupan por ejecutarla justo ahora. Aquí algunas posibilidades de por qué tendrá éxito en tierra azteca:
1.- Somos extremadamente miedosos. Nos da pánico y ataques de ansiedad imaginar que alguien gaste $2,000 de nuestra raquítica quincena en boletos de cine para Crepúsculo. (Sobre todo por la película elegida.)
2.- Estamos acostumbrados a recargar $20 de saldo para nuestro teléfono. Así que recargar $150 para comprar cualquier bagatela en Internet es un movimiento natural.
4.- Somos paranoicos. Por eso una tarjeta que no nos pide ni nuestra identificación oficial y no revisa el buró crediticio nos enamora.
5.- Quizás somos muy responsables. Solamente gastamos el dinero que tenemos, en lugar de enredarnos con tarjetas de crédito que te susurran “compra, compra, compra” a cada momento.

Acostumbrarse a la pantalla

Ignacio Caride, jefe de MercadoLibre México, declaró a Forbes “vamos a eliminar el 90% del problema del pago en Internet con tarjeta de crédito para las personas que dicen yo tengo miedo de poner mis datos y que me roben. No habrá más excusas. No podemos sentarnos a esperar a que los bancos lo resuelvan. No lo van a hacer”.
Una forma contundente de popularizar el comercio electrónico, pero, ¿será esto suficiente para motivar a 53.9 millones de mexicanos que usan Internet a comprar en línea? Después de todo, en México 70% de la población aún no cuenta con tarjetas de crédito o débito que lo incluyan a este tipo de servicios, según datos del Banco Mundial.
Cabe recordar que el estudio Brújula Digital Banamex 2014, 75% de los internautas con acceso a servicios bancarios no utilizan banca en línea y una de las razones principales es porque no tienen interés en ese servicio, sobre todo por temas de seguridad o porque prefieren acudir directamente a la sucursal. Nos falta acostumbrarnos a solucionar la mitad de nuestras tareas bancarias desde una pantalla.

– Diana Cervera

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Artículos relacionados

3,179FansLike
90FollowersFollow
223FollowersFollow

Últimos artículos