0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

English English Español Español
0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

Samsung tira la toalla con el Galaxy Note 7 ¿Qué sigue?

Las pilas explosivas vencieron a Samsung. La compañía surcoreana cancela la producción de los Galaxy Note 7.
El año comenzó viento en popa para Samsung. Las ventas de su teléfono insignia el Galaxy S6 durante 2015, y éstas siguieron de manera favorable para su sucesor el Galaxy S7, lanzado durante el primer trimestre del año. Su principal rival, Apple tenía problemas en la bolsa con continuas caídas de sus acciones, bajas ventas del Apple Watch, y todas las esperanzas puestas en el iPhone 7.
Samsung sólo tenía que dar el tiro de gracia para superar a su principal competidor. Para ello lanzó con un mes de ventaja su phablet, el Galaxy Note 7. Pero entonces todo se salió de control. Las baterías de litio del dispositivo resultaron explosivas cuando se sobrecargaban, poniendo en riesgo la vida de sus usuarios.
Desde habitaciones de hotel, automóviles en llamas, o niños pequeños heridos por la repentina explosión del dispositivo, la mole mediática en contra del dispositivo se volvió tremenda. Incluso las aerolíneas tomaron cartas en el asunto y prohibieron su uso y carga a bordo. Se prohibió llevarlos en el equipaje documentado (aunque pueden ser llevados apagados en el de mano). American Airlines, Delta Air Lines y United Airlines implementaron estas medidas. Finalmente, la compañía sacó de circulación el Galaxy S7 Note el pasado 2 de septiembre, prometiendo a sus usuarios un reemplazo o reembolso.
Pero las cosas resultaron insostenibles. Samsung detuvo el día de hoy la producción de este dispositivo. La compañía dijo a través de un comunicado de prensa que en conjunción con sus socios de ventas alrededor del mundo, sacarán de circulación su dispositivo. Esto, como señala el comunicado, porque para la empresa la seguridad de sus clientes es lo primero.
En el comunicado se exhorta a quienes hayan comprado el Note 7 a apagarlo y esperar a que termine la investigación que realizarán paso a paso con las autoridades pertinentes para descubrir la causa de este extraño comportamiento de la pila.
En conjunción con el comunicado, un vocero de la compañía declaró para Business Insider: “Por la seguridad de nuestros clientes, detuvimos las ventas y los cambios del Galaxy Note 7 y en consecuencia, detener la producción”.
Esto ocurre a una semana de que en el país, compañías como Telcel, comenzaran el cambio de los dispositivos. Después del 2 de septiembre se embarcaron Galaxy Notes 7, los cuales presuntamente contaban con un parche que evitaba el problema que habían mostrado sus predecesores. El dispositivo parecía que vadearía este inconveniente y podría intentar dar batalla al iPhone 7 (el cual tampoco tuvo una gran semana después de su lanzamiento: la falta de jack para los audífonos, le costó a la compañía una caída del 3% en la bolsa).
A pesar de los movimientos estratégicos (y desesperados) que realizó la marca en este par de meses, los analistas señalan que será una brecha que dañará permanentemente a la marca.
El lunes la compañía insistía en que después de detener la producción, podrían salvar al dispositivo, implementando inspecciones y control de calidad. Pero al parecer, esto no fue suficiente. Sólo un día después se anuncia oficialmente la muerte del Note 7.

Smartphones: ¿surgirá un nuevo rey?

Los analistas estimaron que lo ocurrido con el Galaxy Note 7 podría costarle a Samsung US$17,000 millones. Este monto únicamente sólo por el ciclo de ventas del teléfono. Es decir, el daño a la marca podría llevar la cifra a números estratosféricos.
Apple tampoco puede estar tranquilo con la caída de Samsung. Tan sólo a finales del primer trimestre de 2016 reportó una caída del 23%, la cual se tradujo en una perdida de US$42,000 millones de su valor total. La llegada del iPhone 7 fue una montaña rusa, porque a pesar de reportar números positivos antes del lanzamiento, un día después de éste se desplomaron 3% en bolsa.
A principios de año los analistas advirtieron que un panorama así tendría una llegada inminente. Lo que volvió original al iPhone en 2007, ahora lo está matando. Todos los smartphones son iguales y no hay un verdadero diferenciador entre el iPhone y otros teléfonos de gama alta.
Neil Mawston, director ejecutivo de Strategy Analytics, señaló que Apple se enfrenta a la fatiga del iPhone y la presión aumenta, la compañía necesita urgentemente un nuevo diseño, más allá del rectángulo estándar —ya que todos los smartphones más populares tienen esta forma.
¿Podría ser el momento de que alguna marca China (país cuyo tamaño de mercado sirve para calcular el comportamiento que tendrán las ventas globales), cuyo crecimiento de los últimos años delata una orientación hacia el diseño y el UI en sus producciones, aproveche el panorama y se haga con el control del mercado?
Marcas como Huawei, Oppo o Xiaomi mantiene números de crecimiento anuales bastante alentadores. Por ejemplo, se espera que Huawei crezca un 64% este año, según datos de Strategy Analytics. La pregunta es: ¿tendrán el nivel de competitividad para desplazar a los dos gigantes del mercado?

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Artículos relacionados

3,179FansLike
90FollowersFollow
223FollowersFollow

Últimos artículos