0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

English English Español Español
0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

Samsung Galaxy Note 7 explota en ventas y en su batería

El año comenzó poco favorable para Apple, mostrando continuas caídas en la bolsa (que incluso después de lanzado el iPhone 7, no se ha detenido). Ante este panorama parecía que Samsung únicamente tendría que salir al mercado con sus teléfonos de la gama Galaxy, para darle el tiro de gracia a este debilitado Apple.
Todo parecía ir viento en popa para el gigante coreano. Un primer trimestre con un crecimiento del 12% (gracias al lanzamiento del Galaxy S7). Las ganancias de la empresa alcanzaron los US$5,840 millones. Las ventas subieron 5.7%. La división de smartphones subió un 42% de utilidad. El reinado del iPhone había terminado.
La “phablet” más importante del mercado, la Galaxy Note 7, con sus 5.7′ fue responsable de que esta cursi historia romántica para Samsung, se volviera incluso más escalofriante que la de Apple.
A un mes de su lanzamiento, que pretendía con la premura ganarle la carrera en anaquel al iPhone 7, se han reportado más de 70 casos en los que la pila del dispositivo de Samsung hace explosión. Lo cual llevó a que la US Consumer Product Safety Commission (CSPC: Comisión de Seguridad en Productos de Consumo de Estados Unidos), recomendara apagar los dispositivos y evitar su uso de manera definitiva e indeterminada.
La falta del jack o entrada para auriculares estándar le costó bastante en la bolsa a Apple a un día del lanzamiento del iPhone 7. Con un mes más en el mercado, parecía que el Note 7 tendría la delantera.
Pero incluso las aerolíneas tomaron cartas en el asunto y prohibieron su uso y carga a bordo. Incluso se prohibió llevarlos en el equipaje documentado (aunque pueden ser llevados apagados en el de mano). American Airlines, Delta Air Lines y United Airlines han implementado estas medidas.
Desde habitaciones de hotel, automóviles en llamas, o niños pequeños heridos por la repentina explosión del dispositivo, el fuego del consumidor ha consumido la reputación del otrora pavor de Apple y, para bien de la compañía fundada por Steve Jobs, ha consumado la preferencia de los techies por el iPhone 7. Finalmente, la compañía sacó de circulación el Galaxy S7 Note el pasado 2 de septiembre.

No lloren por mí, yo ya estoy muerto

La belleza de reportes que vio Samsung Electronics durante el primer trimestre del año, se ahogó. La compañía perdió US$22,000 millones de valor de mercado en dos días. Pero esto no acaba ahí, los inversores esperan un golpe más fuerte a su balance, a causa de las prohibiciones y advertencias que pesan sobre los Note 7. Las acciones se desplomaron 11% desde el pasado viernes, la mayor caída desde 2008.
La compañía ofreció a los usuarios podrán cambiar el teléfono o solicitar un reembolso. Sin embargo los medios o pasos específicos para llevar a cabo esta transacción no han sido aclarados.
Los usuarios estadounidenses han acudido tanto con Samsung como con los operadores, AT&T, T-Mobile y Verizon. Ocasionando una serie de movimientos paradójicos en los que unos los mandan con los otros. Samsung señala que deben acercarse con el proveedor. En estos casos, por lo general el proveedor se muestra accesible cuando se solicita el reembolso, pero no saben qué hacer en el caso de que el afectado prefiera un cambio de equipo por el mismo modelo. Claro, no se esperan nuevas remesas hasta mediados de octubre.

Demasiada “energía”

Según se ha informado esta falla se debió a que las pilas de litio estaban almacenando demasiada “energía” en un espacio muy pequeño.
Por ello Samsung señaló que lanzará un patch el próximo 20 de septiembre en Corea del Sur. Este parche limitará la carga de los dispositivos únicamente hasta el 60%.
Al parecer todavía no se conoce el motivo por el cual han ocurrido todos los incidentes que se relacionan a su explosiva manera de interactuar con sus usuarios.

La batalla del año

El Note 7 presenta características del Edge. Por lo que muchos se han preguntado por qué son dos teléfonos distintos. Posee una pantalla curva “siempre encendida”, escáner de iris, USB-C, resistente al agua, cámara con doble fotodiodo, S Pen (la clásica stylus que define al modelo) con sus funciones y las funciones de la pantalla curva, carga inalámbrica, ranura microSD, Samsung Pay y Android Pay.
Además se puede expandir su memoria con una tarjeta SD hasta 256GB, por mucho menos que un iPhone 7 con estas características. En cuanto al tamaño, tienen pantallas muy similares, sin embargo el Note 7 es un poco más grande. 5.5′ de iPhone 7 Plus frente a las 5.7′ del Note.
Ambos dispositivos son resistentes al agua. Sin embargo, la certificación de Apple, IP67 señala que pueden ser sumergidos a menor profundidad que la certificación IP68 de los celulares de Samsung.
Aunque empezaron con el pie izquierdo, Samsung podría retomar su ventaja si logra vadear esta desavenencia en octubre. Por lo que el iPhone 7 se hace con el mes de ventaja que habían planeado tener los coreanos. Por nuestro lado, el experto en gadgets y en UX de ebusinesshoy, David Bernardo, pensaba cambiar su iPhone por un Samsung Galaxy Note 7. ¿Encontrará Samsung los argumentos para recuperar la confianza de este experto o, finalmente, optará por un iPhone 7? Ya lo leeremos en la columna Life & Tech.

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Artículos relacionados

3,179FansLike
90FollowersFollow
223FollowersFollow

Últimos artículos