0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

English English Español Español
0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

Pagamobil: tus servicios desde el smartphone

Los hábitos de consumo y las formas de comprar han transformado al teléfono inteligente en la navaja suiza y la billetera más práctica. El estrés, la falta de tiempo para realizar tareas básicas, como pagar a tiempo algunos servicios, se han convertido en problemas que sufren todos los días quienes viven en grandes ciudades o en incluso en ciudades cuya seguridad se encuentra en riesgo. Más que una condición exclusivamente geográfica o socioeconómica, la experiencia de uso exige que las soluciones se adapten a un estilo de vida hoy regido por la velocidad de las telecomunicaciones.
Con esto en mente, José Acosta y sus socios Juan Carlos García y Juan Manuel González Nava, encontraron una solución: crear Pagamobil, la primera app mexicana que integra múltiples pagos de servicios desde una billetera electrónica en los teléfonos inteligentes.

La app envía notificaciones al usuario que le recuerdan que se acerca su fecha de pagos y así se evitan dislates tales como el corte de la luz o el teléfono en casa u oficina.

La aplicación, que se encuentra activa desde el último trimestre de 2014, permite a los usuarios realizar el pago de servicios como la luz, teléfono, cable, servicios bancarios, pago de colegiaturas, recargas de crédito para Televía y Telepago y hasta prediales desde dispositivos iOS y Android. Cuenta con una usabilidad que facilita a) recordar que se debe pagar a tiempo y con un registro puntual de las transacciones ejecutadas en tiempo y forma; y b) una billetera electrónica con distintas formas de pago vía electrónica desde la cual se agilizan los pagos de aquello que es esencial para la vida cotidiana del ciudadano mexicano.

Realiza los pagos de tus servicios con la máxima seguridad.
Realiza los pagos de tus servicios con la máxima seguridad.

El servicio es práctico para personas con poco tiempo y busca organizar mejor los pagos habituales desde la comodidad del celular y a través de una cuenta de PayPal. La app envía notificaciones al usuario que le recuerdan que se acerca su fecha de pagos y así se evitan dislates tales como el corte de la luz o el teléfono en casa u oficina. Incluso cuenta con un lector de código de barras que facilita elegir el servicio que se desee saldar.

Uno de los equipos más experimentados

Fundadores y actual líder del proyecto comparten un mismo perfil: la trayectoria en el medio, donde los tres han sido pioneros. Un itinerario estricto de emprendimiento y desempeño destacado en el ámbito corporativo respaldan sus credenciales.
Acosta es actualmente el CEO de Pagamobil, pero su relación con el proyecto, en el cual arrancaron Juan Carlos y Juan Manuel, se remonta a su época de estudiante universitario —cuando se asoció con Juan Manuel para su primer emprendimiento. En 1994, cuando el libre comercio iniciaba, formó una comercializadora que consistía en vender contenedores con productos a marcas como Cotsco y Gigante.
“Decidimos meter productos a México. Éramos dos chamacos vendiendo contenedores a los grandes. Al poco tiempo de formar la empresa, se dio la mega devaluación. Todo lo que comprábamos del exterior a buen precio, estaba carísimo. Esto duró un buen rato hasta que disolvimos la sociedad”.
Esto no mermó las ambiciones de cada uno y siguieron mirando hacia el futuro pero de manera individual. José empezó a trabajar en grupo Cifra y después aplicó para un MBA en Administración en Wharton. Así conoció a Juan Carlos García, compañero de su misma generación. Al término de la maestría, Juan Carlos decidió regresarse a México y lanzar la primera tienda de ecommerce seria, con infraestructura y mercadotecnia ambiciosa en el país. Para 1999, DeCompras.com (del que José fue socio), pronosticaba el inicio de una serie de periplos empresariales que Juan Carlos conduciría gradualmente a su venta a Grupo Carso. José continuó trabajando como consultor hasta que se presentó la oportunidad de iniciar un nuevo negocio.
Al unísono del nacimiento de DeCompras.com, José participaba de DeRemate.com, un sitio de subastas que más tarde sería absorbido por MercadoLibre. Y una vez que Juan Carlos y él pasaron su formación académica y práctica, ambos volvieron a toparse en el ámbito digital a su paso por Walmart México, donde trabajaron juntos entre 2011 y 2014, antes de que Juan Carlos se incorporara a Amazon como country director para México. “Por más que deseáramos sólo dedicarnos a laborar en corporativos, la semilla de la independencia, la aspiración por innovar y hacer negocios siempre queda latente”, dice Acosta. “Sabíamos que podíamos volver a crear valor desde una trinchera que no fuera la del empleado”.

Tecnología para el ritmo citadino

La ventaja esencial que ofrece el sistema remoto y desde el celular de Pagamobil es que no implica costos tan elevados como los de una terminal punto de venta –si acaso se desea emplear la aplicación con fines comerciales– y pueden pagarse recibos vencidos (algo que no permiten las cadenas de supermercados ni los Oxxos). Esto lo diferencia en términos de disponibilidad de su competencia más fuerte: las grandes cadenas de autoservicio. Por supuesto, la facilidad de atender una alerta de teléfono y dar clics a gusto sin depender de la velocidad de las filas, es una ventaja obvia de cualquier alternativa móvil.
De acuerdo a cifras de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), hasta el primer trimestre de 2013, el alcance de la telefonía móvil en México era de 86.2 suscripciones por cada 100 habitantes, con alrededor de 101.7 millones de dispositivos funcionando. Una encuesta de la consultora Ipsos OTX, realizada en septiembre de 2012, reveló que entre las personas encuestadas de entre 16 y 34 años, el 23% señaló que su método de pago preferido era a través del smartphone. Tras una nueva encuesta en febrero de 2013, la consultora encontró que entre los usuarios de Internet el 48% dijo preferir el pago de servicios desde sus dispositivos móviles. Y las nuevas cifras del Estudio de Consumo de Medios y Dispositivos en Internautas Mexicanos –desarrollado por el Interactive Advertising Bureau (IAB) México, publicado la semana pasada–, revelaron que el dispositivo que mantiene a la población conectada con mayor frecuencia es el smartphone, con 68% de sus encuestados activos la mayor parte de las veces a través de este dispositivo.
Pagamobil responde a estas circunstancias con un diseño llano. Su modo de usarse es igualmente básico. Al instalar la app pide crear una cuenta a nombre del usuario, más correo electrónico, teléfono, ciudad y estado.
“Cuando se trata de pagos mensuales o recargas, debes tener calendarizada esa serie de movimientos que requiere a la vez distintas exigencias como desplazarte hasta el lugar donde tienes que hacer tus transacciones, ya sea un banco o alguna tienda de conveniencia”, agrega Acosta. “Aunque los Oxxos se encuentran en cada esquina, aún no prestan este servicio. Mientras que las tiendas de autoservicio o tiendas de conveniencia tienen la desventaja de que si hay mucha gente deben decidir entre vender mercancías o brindar estos servicios y tienen horarios muy específicos para realizarlo ¿Y si te acordaste pasadas las 10:00 pm? Eso sí puede con la aplicación”.
Otro plus que ofrece Pagamobil es la ausencia de comisiones, algo ineludible cuando se buscan alternativas a cajeros o centros de atención personalizada de las instancias al caso —las más tediosas: oficinas de gobierno.
Para darle confianza al usuario, Pagamobil ha desarrollado una metodología en la que, antes de pagar, el cliente puede verificar el monto a saldar antes de certificar que desea realizar la transacción. “Por este lado están los servicios que se realizan cada mes, pero hay muchos otros que son por eventualidades (como el pago de Televía o Telepago), y ahí es donde nosotros facilitamos que en tiempo real se puedan reconocer estos pagos”.

Pagamobil aplicación en iPhone.
Pagamobil ha desarrollado una metodología en la que, antes de pagar, el cliente puede verificar el monto a saldar antes de certificar que desea realizar la transacción.

El futuro próximo

Pagamobil ya tenía al finalizar febrero de 2016 más de 15,000 usuarios registrados y un promedio de 2,500 operaciones al mes. Maneja un ticket promedio de entre $600 y $700. Para José Acosta, el reto ahora es conseguir a más usuarios y penetrar a todo el país incorporando nuevos servicios. Han levantado una primera ronda de capital semilla que les permitirá no sólo optimizar la aplicación, sino también escalar exponencialmente la solución.
“Nuestra expectativa de crecimiento es llegar a 100,000 usuarios en el último cuarto de 2016. Tamaño relevante si buscas tener usuarios de verdad. Para eso debemos desarrollar herramientas que te inviten a ser más recurrente. Si armas una base de datos ligada a incentivos sin relación a tu servicio no sirve de nada. A futuro estamos buscando negociar con las instituciones un sistema de recompensas por el pago a tiempo, por ejemplo, lo que nos dará un diferenciador de otras opciones que ofertan lo mismo vía electrónica”.
Por ahora, el mercado se apetece más amplio de lo que el propio CEO cuenta. Para él, la app está diseñada para gente con un estilo de vida muy activo y que vive en ciudades del centro, del norte, o del bajío, pues a sus ojos serán quienes encuentren más valor en esta herramienta. “Para el usuario de las grandes urbes y que convive con una vida ajetreada, Pagamobil será una buena herramienta. Para habitantes de la Ciudad de México, y en el norte del país dónde hay puntos muy relevantes. Están también ciudades como Mérida, las zonas hoteleras, que son lugares de oportunidades de crecimiento”.
Sin embargo, aunque las compras en línea representan sólo el 2% de los ingresos generados por ventas en el país –y que ascienden a aproximadamente US$203,000 millones en ventas anuales al por menor–, según la consultora Euromonitor International, las ventas de este segmento han aumentado más de cuatro veces en los últimos cinco años y se espera que vuelva a duplicarse para el año 2020. Las tarjetas de crédito son uno de los puntos débiles: sólo existen 22.6 millones de tarjetas de crédito en una población de 119.5 millones de habitantes. En México todavía se prefiere usar el efectivo.

Pagamobil aplicación en iPad.
la app está diseñada para gente con un estilo de vida muy activo y que vive en ciudades del centro, del norte, o del bajío, pues a sus ojos serán quienes encuentren más valor en esta herramienta.

Aunque las compras en línea representan sólo el 2% de los ingresos generados por ventas en el país, las ventas de este segmento han aumentado más de cuatro veces en los últimos cinco años.

Esto ha conducido a gigantes como Amazon a apostar por tarjetas de regalo desde diciembre pasado, que se pueden adquirir en los Oxxos. Y actualmente, el minorista en línea también llegó a un acuerdo para aceptar las tarjetas de prepago que Fomento Económico Mexicano (Femsa), pues es la tienda que cuenta con más de 13,000 puntos de venta asociados en el país.
José y Juan Carlos, cuya experiencia en Walmart México (que tiene en su oferta el pago de servicios) les permitía inferir una solución no atendida de manera especializada, lograron anticiparse a este escenario. Además, la experiencia de Juan Carlos con estas soluciones a la cabeza de dos ecommerces de grandes retailers harto imbuidos en este sector (Walmart México y Amazon México) les permitió calcular el impacto posible que tendría integrar a su estrategia de crecimiento una alternativa de fintech para ecommerce que sí incorpore a los no bancarizados acostumbrados al efectivo. La conclusión de Pagamobil: una tarjeta recargable que permite hacer compras por Internet.

La tarjeta de Pagamobil, una propuesta más para solucionar los problemas de bancarización.
La tarjeta de Pagamobil, una propuesta más para solucionar los problemas de bancarización.

“Los tres socios que conducimos este proyecto contamos con mucha experiencia en ecommerce. Pensando en esto lanzamos la tarjeta que ya está disponible para móvil y que le permitirá al cliente recargarla, hacer retiros en cajeros automáticos y comprar por Internet. Se le pueden cargar fondos desde una tarjeta de crédito tradicional o PayPal. Esto ayudará a que la barrera que impone el miedo a los pagos por Internet –que aunque disminuye, aún existe– termine por desaparecer, porque tiene un límite que corresponde a lo que tú le asignes”.

Entre más prometedor el panorama, mayor el reto

La competencia por ahora es poca entre startups con conceptos similares. Saldo.mx es un servicio de prepago para migrantes en Estados Unidos que les permite hacer pagos de cuentas de familiares que aún se encuentran en México, creado por Marco Montes Neri, fundador de la startup con sede en San José, California. Ya cuenta en su portafolio de pago con marcas como CFE, Telmex, Infonavit, Megacable, Sky y Axtel, además es posible hacer recargas a teléfonos Movistar y a Gary Kremen, fundador del sitio de citas Match.com, como su inversionista. Y existe un modelo similar y fonéticamente homónimo en Colombia: PagaMóvil, que cuenta con el know how para expandirse a otros puntos de Latinoamérica con el respaldo de la Cámara Colombina de Comercio Electrónico.
Pero quienes realmente podrían representar una amenaza son aquellos que ya cuentan con a) volumen de usuarios susceptibles de adoptar esta cultura de pago (cuentahabientes de la banca con apps para manejo de cuentas, por ejemplo); y b) quienes poseen mayor volumen de transacciones de este tipo igualmente integradas (el caso de supermercados y tiendas de conveniencia con aplicaciones propias, como Walmart).
Las apuestas de sus fundadores son claras. Por un lado, integrar al mundo digital a todos aquellos agentes que requieren optimizar la puntualidad de los pagos (instituciones públicas y privadas con oferta de servicios) para incrementar el atractivo de la aplicación frente a los usuarios finales. Por el otro, incentivar el pago en línea –en este caso el mcommerce– a través de alternativas de pago que hagan sentido a los hábitos de compra que tienen los mexicanos —extensivos, además, a buena parte de Latinoamérica.
En ambos casos el común denominador es volverse predicadores de una misma manda: el mundo digital está aquí, el usuario lo sabe, sus hábitos lo confirman y su bolsillo responde gradualmente a las prácticas que impone. “La tarea que tenemos”, agrega Acosta, “es convencer a unos y a otros con un solo argumento: amplia oferta y facilidad de uso”.

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Artículos relacionados

3,179FansLike
90FollowersFollow
223FollowersFollow

Últimos artículos