0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

English English Español Español
0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

Lecciones de las caídas de los grandes: Yahoo

Durante el último cuarto del 2014 (el 14 de noviembre), las acciones de Yahoo alcanzaron su precio más alto en cinco años: US$51.75. Para el 31 de diciembre de 2015, las acciones de la empresa de medios costaban tan sólo US$33.26, casi un 34% menos que los US$50.17 con los que había empezado el año (los cuáles, por cierto, fueron la mayor cifra que alcanzó en 52 semanas).
A diferencia de otras compañías con altibajos notorios que aparecen en esta lista de desempeños bursátiles desastrosos de TechCrunch, el perfil de Yahoo se desplaza con timidez trémula hacia abajo. ¿Qué ocurrió este año que la tuvo de arriba para abajo?

Yahoo cayó un 35% en la bolsa durante el 2015.
Yahoo cayó un 35% en la bolsa durante el 2015.

Vender para sobrevivir

A finales de enero, ante la presión de los inversionistas, Yahoo anunció que vendería 15% desu participación en la empresa china Alibaba Group Holding mediante una estrategia de escisión para no pagar impuestos por la venta de las acciones. Es decir, separaría los casi US$40,000 millones invertidos en Alibaba en una nueva firma que, después se supo, se llamaría Aabaco Holdings. Tras la noticia, el precio de las acciones subió cerca de un 7%. Nada mal y, sobre todo, un movimiento inteligente para quienes busquen hacer este tipo de movimientos en el futuro.
En medio de la necesidad de reducir los gastos de los inversionistas y preparándose para abandonar todas sus operaciones relacionadas con China, en marzo Yahoo comunicó el cierre de la única oficina de la empresa en dicho territorio, la cual servía como centro de investigación y desarrollo y empleaba a alrededor de 300 personas (el 2% de su fuerza de trabajo). Incidente, sin duda, parte del plan de Marissa Mayer, presidenta de la compañía desde hace tres años, para recortar al menos US$500 millones en gastos. Esto, junto con el lanzamiento en Estados Unidos del código único para iniciar sesión, ayudó a estabilizar la presencia en bolsa por un mes más.

Llueve sobre mojado

A mediados de abril, todo parecía ir bien, incluso se habló de comprar la red social de los check-ins, Foursquare, por US$900 millones. Pero, al igual que en el colegio, las cosas se pusieron feas cuando la boleta de calificaciones llegó: la publicación de los resultados del primer trimestre mostró que tan sólo se alcanzaron ingresos de US$1,040 millones sobre los US$1,060 esperados. En consecuencia, sus títulos descendieron un 2%.
Eso fue tan sólo la punta del iceberg. En mayo las expectativas se vinieron abajo (junto con el valor de sus acciones) cuando las autoridades plantearon la posibilidad de cobrar los impuestos por la división estratégica de los activos en Alibaba para crear Aabaco Holdings. Unos cuántos comentarios al respecto provocaron, durante minutos, un descenso de hasta 10% en la bolsa.
En junio, como si no les estuviera lloviendo sobre mojado, también tuvieron que decir adiós a varios servicios: Yahoo Maps, Yahoo TV y Yahoo Autos, además de cancelar el soporte de Yahoo Mail para versiones antiguas del iOS. Ni la NFL, que los eligió para los derechos de transmisión de sus partidos pudo salvarlos de quedar mal frente a inversionistas.

Google lo salvará… ¿o no?

Entonces todas las esperanzas fueron puestas en la competencia directa: Google. Así como lo leen, Marissa Mayer llegó a un acuerdo con Google para que éste complementara los servicios de búsqueda y anuncios de Yahoo y, con esto, recibir un porcentaje extra de los ingresos publicitarios. Aunque el trato fue hecho desde el 01 de octubre, no fue anunciado hasta el reporte trimestral el 20, con lo que Yahoo logró componer su año bursátil.
Sin embargo, en diciembre ya se hablaba de hacer rodar la cabeza de Mayer y hasta se planteaba a los candidatos a ocupar su puesto. También se confirmó lo esperado: que no se realizaría el spin-off de Alibaba debido a los US$7,000 millones en impuestos que pretendía cobrar el IRS (Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos) para realizar la transacción. Eso habría sido equivalente a vender sus acciones sin recibir nada a cambio. Así fue como esta Navidad no hubo dulces ni regalos para los accionistas de Yahoo cuyo descontento parece ir creciendo.

Marissa Mayer ha sido CEO de Yahoo los últimos tres años.
Marissa Mayer ha sido CEO de Yahoo los últimos tres años.

¿Cuál es la lección?

Este año Yahoo se enfocó en reducir el número de gastos mediante la venta de todo lo que se le ocurrió (oficinas en China, Canadá y la India) y cierre de servicios como el Yahoo Maps, olvidándose de lo esencial: sus usuarios. Y lo más importante: crear más valor para obtener más ingresos. Restar nunca es suficiente.
No es que las operaciones no sean importantes, es que el core business de Yahoo está dedicado a la generación de contenido y herramientas para los usuarios y en 2015 se le vio trabajar muy poco para ellos. Incluso, su división de contenidos, actualmente la más consistente, no ha tenido una evolución visible más allá de la buena ejecución.
Algo similiar ocurrió a Larva Game Studios en México, cuando, tras su éxito con el juego Lucha Libre AAA: Héroes del ring, fueron alcanzados por la deudas y obligados a buscar capital para saldar los pagos en lugar de invertirlo en lo que mejor saben hacer: videojuegos. Cuando el objetivo de un negocio es crear y sus esfuerzos no se encaminan a esto, sus crecimiento se detiene.

Yahoo ha intentado a toda costa reducir el negocio para gastar menos.

En sus innovaciones había poco de nuevo y mucho de imitación. El código único con el que sus usuarios “no tendrán que recordar un password nunca más”, llegó exactamente un año después del llavero de iCloud estrenado para el iOS 7 y el OS X Mavericks de Apple y en una época en que ya todos los navegadores de Internet son capaces de recordar contraseñas de múltiples servicios. Luego de eso le apostó a un invento particular: Livetext, aplicación de mensajería instantánea que permitía también transmitir video… pero sin audio, para que la persona al otro lado del teléfono también pudiera ver tus expresiones (como en Skype), pero sin escucharte.
Finalmente, cuando sacó algo que obtuvo buena respuesta por críticos, lo hizo ya un poco tarde el año pasado. Transformaron su servicio Yahoo Messenger para permitir a los usuarios compartir fotos de Flickr y GIFs a a través de Tumblr, darle like a las fotos dentro del chat y borrar imágenes o mensajes de la conversación que se eliminan de ambos dispositivos. Buenas ideas que nos invitan a descargarlo y consumir sus productos… ya que se acabó el 2015.
Yahoo ha intentado a toda costa reducir el negocio para gastar menos. Tampoco ha pivotado: mantiene exactamente el mismo enfoque incluso en la generación de valor. Esperemos que para el siguiente año recuerden que su negocio es entretener a los usuarios de servicios digitales para generar ingresos y hacerse más grandes en lugar de más pequeños.

Comentarios

  1. Contrataron a Katie Couric y otros líderes de contenido en EU. Las áreas que vendieron fueron las que menos producían y quitaban foco justo de las más importantes, las de contenido y han puesto énfasis en mejorar la experiencia móvil. Me parece que están dando los pasos correctos y que tienen la capacidad de sacarlo adelante pero tienen un problema, inversionistas que quieren su dinero hoy, vamos a ver si tienen paciencia.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Artículos relacionados

3,179FansLike
90FollowersFollow
223FollowersFollow

Últimos artículos