0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

English English Español Español
0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

Lecciones de las caídas de los grandes: Overstock

En marzo de 2014, Overstock.com se regodeaba de haber conseguido en tan sólo dos meses US$1 millón en transacciones en bitcoins. Para entonces, sus acciones en bolsa se pagaban en aproximadamente US$20 (unos US$50 por debajo de su máximo histórico que sucedió 10 años antes).

El desempeño de Overstock.com fue de mal en peor durante 2015.
El desempeño de Overstock.com fue de mal en peor durante 2015.

A pesar de ese pequeño triunfo, el futuro de Overstock.com parecía ya estar definido. El 2015 empezó en US$23.56 y acabó mucho peor, en US$12.28. ¿Qué hizo la tienda para que le lloviera sobre mojado?

Apostando en bitcoins

Cuando existen malas rachas, como la que está arrasando con Overstock.com desde el 2014, en las empresas llueven ideas para mejorar las cosas. Los primeros días de enero, por ejemplo, una de las ocurrencias fue empezar a ofrecer pagos en bitcoins a sus empleados. Para ello se instaló un ATM de bitcoins en el lobby del edificio y bonos de 1 o 2% a los empleados que aceptaran el pago en dicho formato.
Unas semanas después, a las mentes del minorista en línea se les ocurrió incursionar en el streaming en video, tal como su competidor Amazon. Patrick Byrne, CEO de Overstock.com anunció que arrancarían a mediados del año con 30,000 títulos para capturar a los consumidores más leales de su tienda que se estaban yendo a Amazon a rentar películas. La respuesta en bolsa de ambas noticias fue nula.

Patrick Byrne, CEO de Overstock.com
Patrick Byrne, CEO de Overstock.com

A finales de marzo, como si el dinero sobrara, Overstock.com invirtió US$5 millones en Peernova, la compañía desarrolladora de soluciones para negocios, con el objetivo de impulsar un proyectos enfocados en mejorar la seguridad de las transacciones con bitcoins. Y, por si no fuera suficiente de bitcoins, el 24 de abril la empresa comunicó que iniciaría un plan de liquidaciones de títulos en esa divisa digital. El resultado, lejos de ser esperanzador, provocó que las acciones bajaran de US$25 a US$20 y que el negocio no se recuperara de esta caída ni siquiera en junio cuando ofrecieron un bono corporativo digital de US$25 millones en… adivinen… bitcoins también.

Mejor en divisas excéntricas

El 2 de noviembre, Jonathan Johnson, líder de la compañía, sorprendió a todos con un aviso bastante resplandeciente: Overstock.com tiene un acumulado de US$10.9 millones en oro y plata y un suministro de alimento de tres meses para cada empleado, del cual echarán mano en caso de suscitarse una crisis financiera. Estas provisiones les permitirían pagarles a sus empleados y mantener su sitio trabajando (¿cómo?).
Es bueno que estuvieran ahorrando porque les iba a hacer falta. Una semana después, cuando fueron develados los resultados de su tercer trimestre, se descubrió también que las ganancias se redujeron en un 6%. Patrick Byrne lo atribuyó a cambios en el algoritmo de Google (al que no pudieron pagarle ni en oro ni en bitcoins para que colocara sus resultados en los primeros lugares), pero, ¿de verdad se puede culpar al buscador?
Quizás sea tiempo de invertir un poco más en SEO, Patrick. El reporte del tercer trimestre llevó a Overstock.com a la lona, a partir de ahí y hasta el fin de año, sus acciones fluctuaron los penosos US$12.

Menos bitcoins y más conversiones

Overstock.com es el mejor de los ejemplos de lo que no se debe hacer cuando eres un retailer que se enfrenta a una competencia creciente. Las acciones de las compañías suelen ser el reflejo de las inquietudes y causas de sus directivos y, sobre todo, de la percepción que existe por parte del mercado del enfoque de la compañía y su modo de abordar las necesidades de quienes integran su target.
No nos cabe duda que Overstock.com está más que comprometida con los bitcoins y la seguridad de las transacciones en línea, pero le falta entender que el hecho de que una tendencia les agrade no significa que sea lo mejor para su empresa. Entre todos los anuncios de la compañía a lo largo del último trimestre del año, ninguno se refirió a mejoras en su oferta, usabilidad, optimización de contenido, inteligencia comercial o alternativas para insuflar de data las arcas de su negocio —idealmente, basado en el conocimiento de sus clientes. Un interés insistente en algo tan alejado de su core business podría despertar incluso sospechas y desconfianza entre los inversionistas y hacerlos dejar el barco.

El hecho de que una tendencia te agrade no significa que sea lo mejor para tu empresa.

El gran logro de aparecer en los titulares por haber vendido $US1 millón en bitcoins en dos meses les hizo perder la cabeza y este año sus inversores seguramente llegaron a ver los bitcoins hasta en la sopa y, bastante hartos de eso, le fueron dando la espalda. No toda tendencia está hecha para generar dinero en todas las compañías.
Fuera de la incursión en el video en streaming (del cual, por cierto, no se volvió a tener noticia), Overstock.com no trabajó en nada más para hacer crecer sus ventas en línea, negocio del que, no deben olvidarlo, viven.
La lección es la misma que nos enseñó Twitter: enfócate en lo que sabes hacer mejor, sea microblogging, ventas al minoreo o creación de contenidos.

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Artículos relacionados

3,179FansLike
90FollowersFollow
223FollowersFollow

Últimos artículos