0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

English English Español Español
0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

La gestión de video en la era de la movilidad de Internet

No sólo podemos compartir nuestras fotos con familiares y amigos que están en lugares distantes, también podemos usar la red para hacer cosas ingeniosas en nuestra vida laboral. Internet ofrece un conjunto aparentemente ilimitado de posibilidades a las compañías para ayudarles a rendir mejor y de una forma más inteligente.

La movilidad de datos a través de Internet permite a grandes sectores a acceder más rápidamente a la información e interactuar con otras personas a una escala nunca antes vista. Para las empresas, esta posibilidad va más allá de los sistemas tradicionales como el software de planificación de recursos empresariales (ERP, por sus siglas en inglés): los sistemas de negocio asistidos por video utilizados para proteger a las personas y los activos son los próximos en beneficiarse de la ola móvil en los dispositivos, el denominado Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés).

Es importante recordar que el IoT es una tendencia que se define como la posibilidad de que los objetos se comuniquen entre sí y con el Internet, es decir, que equipos que convencionalmente se usan en el hogar o en la oficina se vuelven inteligentes, permitiendo así que se integren a la red para recibir órdenes, automatizar procesos y recibir información por parte de ellos.

Y esta tendencia no termina ahí. En Milestone, por ejemplo, acuñamos internamente el concepto de Internet de las Cosas de Seguridad (IoST, por sus siglas en inglés). El IoST tiene que ver con activos y sensores inteligentes conectados, que tienen la capacidad de recopilar y compartir datos, permitiendo nuevos puntos de vista que pueden transformar una compañía estándar en un negocio centrado en los datos. Es un Internet de las Cosas especializado, en el que dispositivos que protegen la seguridad e integridad personal se comunican para ofrecer funcionalidad e información potente y aprovechable.

Más allá del IoST se encuentran los servicios visuales gestionados: la posibilidad de utilizar de manera efectiva y significativa el video de cientos o miles de sensores conectados.

¿Está preparado tu negocio para la integración digital?

Debido a que los dispositivos móviles se han vuelto tan comunes y el rápido desarrollo de las tendencias mencionadas, los sistemas de procesamiento también necesitan evolucionar. No pueden seguir como los sistemas tradicionales diseñados para un mundo estático, en el que las cámaras sólo han sido instaladas en paredes y redes cableadas. Tienen que diseñarse teniendo en cuenta que la noción de “sistema” es flexible y expandible, en función de la forma en que se desarrollan la tecnología y las aplicaciones.

Estamos hablando, por supuesto, de conceptos como la tecnología de software de plataforma abierta, la cual puede proporcionar a las organizaciones la capacidad de adaptación que necesitan para garantizar que puedan implementar cambios cuando y donde sean necesarios, en función de sus necesidades empresariales, a lo largo del tiempo.

Así pues, aunque puede ser cierto que el IoST se encuentra en sus primeras etapas –los estándares, las cuestiones de privacidad y la administración aún tienen que cohesionarse con un concepto más viable, maduro y adaptado a las necesidades de las corporaciones–, la movilidad es sin duda una tendencia muy vigente en la actualidad, materializada en los teléfonos inteligentes, las tablets y las computadoras portátiles o en vehículos, brazaletes y anteojos e incluso en la ropa.

La adopción por parte de los consumidores de varias de estas categorías está muy extendida y ahora la movilidad está ampliando su alcance también al mundo corporativo. Según un estudio reciente publicado por IBM, se estima que las computadoras/tablets, una categoría que apenas existía hace tres años, experimentará un crecimiento de casi 50% anual en el ámbito empresarial.

seguridad

Datos provenientes del mismo estudio indican que las personas usan teléfonos móviles y tablets para realizar una amplia gama de tareas laborales que antes sólo se hacían con computadoras de escritorio. Estas tareas van desde ingresar al correo electrónico (62% de las personas lo hacen a través de teléfonos, 38% a través de tablets) hasta colaboración y gestión de proyectos (25% a través de teléfonos, 34% a través de tablets) y videoconferencias (30% a través de teléfonos, 33% a través de tablets). El estudio concluye: “la posibilidad de realizar estas actividades y de acceder a otras aplicaciones empresariales desde entornos de oficina no convencionales abre la posibilidad de reinventar en un nivel fundamental la manera en que las compañías realizan un amplio abanico de tareas, desde las ventas y el servicio al cliente hasta la logística y el mantenimiento”.

Los sistemas de video empresariales también se benefician de esta nueva movilidad y de acuerdo con el estudio: “los líderes de la estrategia móvil también han visto claros beneficios en sus inversiones en movilidad hasta la fecha: 73% de los líderes han visto un retorno sobre la inversión mensurable en sus iniciativas móviles en comparación con el 34% de todas las demás compañías que participaron en nuestro estudio. Adicionalmente, 81% manifestó que las prestaciones móviles están cambiando de manera radical la forma de hacer negocios de sus organizaciones”.

Video móvil: un cambio radical

Cuando se utilizan teléfonos inteligentes o tablets como cliente, estos dispositivos operan un cambio radical en la manera en que se emplea el VMS (software de gestión de video). Permiten un flujo de trabajo descentralizado en el que las transmisiones de video se pueden utilizar en cualquier parte, no sólo pueden visualizarse frente a un monitor de escritorio o un mural de video inteligente.

seguridad 2

Las alertas que se envían a los dispositivos móviles rompen con las restricciones que imponen los monitores/murales de video, eliminando las últimas barreras que impedían la implementación de sistemas de video verdaderamente móviles. Ya no hay un solo operario procesando una alarma y usando el material de video para investigar a profundidad un incidente, poniendo en marcha manualmente las medidas adecuadas para resolverlo.

Ahora las “alertas automáticas” (push alerts) implican que la persona responsable de resolver el incidente obtiene la información que necesita para hacerlo, de forma directa y rápida. Al usar un cliente de video móvil, la persona encargada de dar respuesta a los incidentes puede tener acceso al VMS y obtener los detalles de inmediato. Esto no sólo mejora la calidad de la respuesta, también resulta mucho más cómodo para los encargados de esta actividad.

Un caso que ilustra bien estas ventajas es el del sistema del zoológico de Copenhague. El zoológico tiene numerosos portones de acceso para recibir suministros, ninguno de los cuales cuenta con personal de seguridad. Antes, un empleado tenía que abandonar el edificio de la administración cuando un visitante solicitaba el acceso al zoológico y caminar hasta el portón para confirmar la identidad de la persona y autorizar su ingreso.

La solución que implementamos en Milestone permite que los empleados autorizados pueden acceder a la transmisión de video desde la cámara que cubre el portón de acceso en cuestión, verificar la identidad de la entrega y abrir a distancia el portón usando activadores configurados en el VMS. El uso de los clientes móviles le permite al zoológico ahorrar 180 días de trabajo (por persona) al año, mejorar el manejo de los suministros al reducir los tiempos de espera y elevar el nivel de seguridad.

21383

Los clientes móviles también pueden aportar beneficios a instalaciones de seguridad por video más tradicionales. Una cadena de peluquerías de Suecia llamada Skult con la que también hemos trabajado utiliza su instalación de video para la seguridad y para mejorar la eficiencia operativa de los salones. Sin embargo, en su nueva infraestructura de video no se incluyen clientes tradicionales, sino que sólo funciona con clientes móviles. Esto permite a la propietaria de Skult cerciorarse de que todos los salones de la cadena cumplan con sus estándares y ocuparse rápidamente de los incidentes de seguridad, sin importar dónde se encuentre.

Y no son sólo los incidentes de seguridad los que pueden ser monitoreados, como explica la directora general y propietaria Maria Jorgensen: “si quiero, puedo monitorear mis salones mientras estoy en casa. Puedo llamar a un local de inmediato si, por ejemplo, es necesario cambiar las decoraciones. Es excelente tener esa flexibilidad”.

Cámaras en movimiento

Los dispositivos móviles pueden tener muchos más usos además de servir como clientes de video móviles. Todos los teléfonos inteligentes y las tablets tienen incorporada una cámara de video, controles de tiempo bastante precisos y casi todos están habilitados para GPS. Los dispositivos más avanzados incorporan una brújula a su conjunto de funciones. Estas características hacen que los dispositivos móviles sean cámaras muy competentes que se pueden usar en el entorno de un VMS. Si a esto se suma la disponibilidad casi omnipresente de conexiones de datos de alta velocidad, el resultado es un conjunto de dispositivos prácticos que permiten un gran número de nuevos usos.

La posibilidad de enviar video desde dispositivos móviles a un VMS central –incluidos metadatos con valor probatorio, como la posición GPS, dirección de la cámara y la hora del día– es un concepto verdaderamente emocionante, el cual brinda la posibilidad de reportar incidentes en lugares que las cámaras estáticas no cubren, proporcionar ángulos adicionales y complementarios a las grabaciones provenientes de cámaras estáticas e incluso, podría usarse para proporcionar datos de video adicionales, puesto que los teléfonos inteligentes tienen suficiente capacidad para ejecutar análisis de video.

Por supuesto, las prestaciones optimizadas de envío de video exigen que el VMS sea adaptable y capaz de procesar metadatos de video. De lo contrario, el uso de dispositivos móviles como cámaras eficaces resulta, en el mejor de los casos, difícil.

Construir para el futuro

Está claro que el uso corporativo de los dispositivos móviles es cada vez mayor. Esto significa que los sistemas, la infraestructura y el flujo de trabajo empresariales deben ser diseñados o adaptados de tal manera que den cabida a estos dispositivos.

Los sistemas de video empresariales no son una excepción aquí. El uso de dispositivos móviles como clientes puede mejorar la productividad, ya que permiten monitorear y reaccionar desde cualquier parte. El video enviado desde dispositivos móviles está abriendo nuevas oportunidades y está permitiendo a las personas encargadas de responder a los incidentes explorar formas de ser más eficientes.

Todo ello exige un VMS con un alto grado de adaptabilidad y verdadera apertura, un sistema de gestión de video diseñado partiendo de una profunda comprensión de los requisitos que impone la nueva era de la movilidad.

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Artículos relacionados

3,179FansLike
90FollowersFollow
223FollowersFollow

Últimos artículos