0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

English English Español Español
0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

¿Es seguro el Internet de las cosas?

¿Hasta qué punto es fácil para un extraño infiltrarse en tus cámaras de seguridad, tu sistema de apagado de luz o tus aspersores automatizados? Imagínate, un drón de la NASA fue crackeado y la agencia casi perdió US$222 millones cuando AnonSec, un grupo dedicado a entrar en sistemas de seguridad con fines maliciosos, trató de tirarlo en el océano Pacífico. ¿Qué no podrían hacer con tu refrigerador inteligente?

Entonces, ¿no es seguro el Internet de las cosas?

Aunque la NASA niega haber sido crackeada, ya se ha probado qué tan fácil se puede crackear un drón comercial sólo con una conexión Wi-Fi. Ryan Satterfield, de la compañía de seguridad Planet Zuda, lo demostró en una DEF CON (conferencia sobre seguridad cibernética). Cualquiera con un smartphone y malas intenciones podría inculparte de aventarle un drón en la cabeza a un niño en el parque.

Igual de sencillo es intervenir las cámaras de seguridad. Basta ser un estudiante en sistemas, como yo lo fui, para acceder y controlar las cámaras de un almacén —como lo hice una vez sólo para saber qué tan complicado sería. En malas manos, estos conocimientos sirven para organizar un atraco. En buenas manos, para prevenirlos. Y cómo ya no me entretiene jugar con cámaras de seguridad, te contaré cómo mejorar la seguridad de tus aparatos conectados por Internet.

1. Protege la conexión de tus aparatos con una contraseña

Suena obvio, pero no lo es para millones de personas. Cualquiera tiene acceso a cámaras de seguridad alrededor del mundo porque usan un protocolo llamado Real Time Streaming Protocol (RTSP, port 554) y… no usan contraseña para autentificarse. Sin ser un experto en sistemas, puedes tener acceso a ellas desde páginas Web, como Shodan, que te muestran información de todas las cosas conectadas a Internet sin una clave de seguridad que las proteja.

Desde Shodan puedes acceder a cámaras Web de todo el mundo.
Desde Shodan puedes acceder a cámaras Web de todo el mundo.

2. Utiliza una contraseña que sí sea segura

Otra obviedad que la mayoría omite. AnonSec asegura haber crackeado el drón de la NASA en 0.32”. Eso no es nada. Para crackear una contraseña a esa velocidad, debió ser muy corta, de 4 a 6 caracteres; con una clave muy sencilla y fácil de encontrar en cualquier diccionario. Por ejemplo, 123456; o bien tener una contraseña de fábrica. Utiliza contraseñas largas y si tienen caracteres especiales, mejor.

Password fáciles de adivinar.
Algunas malas ideas para password.

3. No hagas de tu información personal una contraseña

Tu nombre, tu fecha de cumpleaños, tu apodo u otra información personal, por muchos caracteres que tengan, no son una contraseña segura. Tal vez crees que nadie se tomará la molestia de probar todas las combinaciones posibles. Y tienes razón, nadie lo hará. Para eso existen computadoras y herramientas especializadas. Basta que alguien con conocimientos básicos de programación configure crunch (un generador de listas de palabras) para probar todas las variantes posibles en menos de una hora.

Tu nombre, tu fecha de cumpleaños, tu apodo u otra información personal, por muchos caracteres que tengan, no son una contraseña segura.

4. Cifra tu conexión

Ya sea para cámaras de seguridad en tu empresa, o los apagadores de tu casa, la transmisión de tus datos por Internet ofrece información sobre tu persona o empresa: cuándo llegas, cuándo sales, etcétera. Si alguien la interviene, poco podrá saber si tu conexión está cifrada.

5. Si no debe estar conectado a Internet, mejor no lo conectes

Que hoy en día puedas tener conectado todo tipo de aparatos a Internet, no significa que debas hacerlo. ¿En verdad requieres que la estufa tenga conexión Wi-Fi las 24 horas del día? Cualquiera que pueda monitorear la actividad de tu casa por Internet podría recabar información suficiente para saber cuándo estás, qué haces cuando estás y cuándo no estás. Buen material para secuestradores, ¿no crees?
Con esto no quiero espantar a las buenas conciencias, sólo prevenirlas de los peligros que acechan si no toman medidas que parecen molestas, pero a la larga evitarán mayores tragedias. El Internet de las cosas puede ser muy seguro si te preocupas por mantenerlo seguro.

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Artículos relacionados

3,179FansLike
90FollowersFollow
222FollowersFollow

Últimos artículos