0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

English English Español Español
0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

Burning Man: ¿locos o genios?

El 3 de septiembre pasado quemamos al “hombre” por  trigésima segunda vez (en mi caso, por tercera vez). El Burning Man es un festival en Nevada (EE.UU.), en el que participan cerca de 70,000 personas que construyen una ciudad (Black Rock City) en el desierto durante una semana. Más que un festival de música o arte, es un festival de creatividad enclavado en un lugar difícil de describir. Y al centro de Black Rock City, de sus 2.4 km de diámetro, se eleva una estatua del hombre, todo de madera.

Una sociedad utópica creada en las condiciones más inhóspitas.
Una sociedad utópica creada en las condiciones más inhóspitas.

Personas desnudas o vestidas con la ropa más extravagante, van y vienen en bicicletas o automóviles “mutantes” y no se bañan durante una semana. Colas gigantes para arribar, un calor abrasador durante el día y frío agudo por la noche, sin contar un polvo que se mete en todos lados y no nos abandona por meses, sumados a las tormentas de arena que no nos permiten ver ni respirar. Con esta descripción, por demás correcta, la mayoría de la gente nos pregunta qué carajos hacemos ahí y es muy normal que intenten ridiculizar la experiencia. Fotos fuera de contexto ayudan demasiado.
Sin embargo, participar en el Burning Man es una experiencia única. Una sociedad utópica creada en las condiciones más inhóspitas. La gente que acampa en tiendas de campaña o autocaravanas. Está prohibido hacer transacciones (gifting economy). El arte aparece en todas partes, en todas las formas y tamaños y es participativo. Muchas piezas podrían (y muchas veces lo logran) terminar en los mejores museos. La gente lleva regalos para dar y que puede ir desde algo comprado hasta un masaje.
En estos días ayudan a muchas personas quieren ser la mejor versión de sí mismos, y esto se refleja en sus vidas y negocios cuando regresan al mundo real.
En estos días ayudan a muchas personas quieren ser la mejor versión de sí mismos, y esto se refleja en sus vidas y negocios cuando regresan al mundo real.

 
Varios de los mejores DJs y músicos están presentes y actúan en el escenario creado por los participantes en el desierto. A diferencia de la fiesta tradicional donde una organización crea los espacios, en Burning Man los participantes crean casi todo. Uno de mis favoritos en los últimos años fue el cine. Llegamos en bicicleta en medio de la noche a una sala de cine de la década de 1950 perdido a mitad del desierto, donde somos recibidos por la gente vestida de época que nos dio palomitas de maíz y nos llevaron a ver películas clásicas de ciencia ficción.
Cerca de San Francisco, este festival atrae a muchos de los empresarios de Silicon Valley y es descrito por muchos como una fuerte influencia en la cultura local. Parte del proceso de contratación de Eric Schmidt como CEO de Google consistió en ir con los fundadores (Larry Paige y Sergei Brin) a Burning Man. Y, en sus palabras: “Está bien documentado que voy a Burning Man. El futuro es creado por personas que tienen una visión alternativa del mundo. Y nunca se sabe dónde se encuentran las ideas”. Este es el caso de Elon Musk, quien narra que tuvo la idea de crear la empresa Solar City con su primo durante el mismo evento.
Personas desnudas o vestidas con la ropa más extravagante, van y vienen en bicicletas o automóviles "mutantes" y no se bañan durante una semana.
Personas desnudas o vestidas con la ropa más extravagante, van y vienen en bicicletas o automóviles “mutantes” y no se bañan durante una semana.

Al final de la semana, los participantes se reúnen alrededor de la estatua de madera en llamas. Para algunos, una representación de quemar lo que dejamos atrás y reinventarnos para el nuevo año. El significado es a discreción de cada uno, no hay ninguno específico. La salida no es fácil, parece que venimos de otro planeta, donde nos gustaría quedarnos, para volver al mundo normal. En los primeros días hablamos con nuestros amigos que han estado allí, en cuanto nos reintegramos. Nos convertimos en las peores personas para invitar a cenar los siguientes meses, porque cuando nos unimos, a menudo el tema de conversación es Burning Man.

A pesar de todas las críticas al evento, es para mí una exhibición, aunque sea por unos días, de lo mejor y más creativo que puede hacer el ser humano, y la influencia que tiene en nuestra cultura ha sido importante. En estos días ayudan a muchas personas quieren ser la mejor versión de sí mismos, y esto se refleja en sus vidas y negocios cuando regresan al mundo real. Quien no ha ido no lo entiende, quien ha ido lo llama hogar.

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Artículos relacionados

3,179FansLike
90FollowersFollow
223FollowersFollow

Últimos artículos