0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

English English Español Español
0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

Blim: la incursión de Televisa en el streaming

Televisa y TV Azteca han resentido el ascenso de los modelos de negocios digitales como alternativa para publicitar marcas y generar awareness. Tuvieron un mal 2015 y si su estrategia no cambia, este 2016 no será mejor. Blim, el nuevo servicio de streaming de Televisa parece ser una movida para cambiar ese panorama, dado que las utilidades de Televisa cayeron un 40% respecto a su tasa anual. Y del otro lado, las acciones de TV Azteca se vendieron hasta en $3.82.
Agustín Ramírez Ramírez, presidente de la Asociación Mexicana del Derecho a la Información (Amedi), mantuvo una perspectiva bastante solariega respecto a este tema en 2015. Televisa sabría sortear la situación, seguirían vendiendo publicidad a pesar de que sus contenidos fueran malos y de baja calidad, pues su rating era permanente, explicó el experto.
Pero no fue así. Azcárraga Jean se vio obligado casi a rogar a los publicistas para que les compraran espacios al aire.

La sobrevivencia del más apto

Azcárraga Jean decidió entrar al giro que por el momento dominan en México Netflix y Clarovideo, con algunas alternativas de otros actores.
Según cifras de Dataxis los servicios de streaming reportaron 5 millones de usuarios, con ganancias de US$370 millones a nivel global. En una proporción del 56% para Netflix y un 40% para Clarovideo. Se proyecta que para 2018 este monto superará los US$800 millones y los suscriptores serán por lo menos el doble.
Este panorama, en el que la inversión en publicidad de televisión disminuye y aumentan los números del streaming, condujeron a un paso lógico a Televisa: dinamizar sus contenidos por los medios digitales. El resultado:

Una parte importante del catálogo de Blim son producciones originales de la televisora, pero también posee producciones extranjeras. La plataforma fue creada por Mountrigi Management Group Ltd y ofrece 13,000 horas de contenido en su lanzamiento.
El costo mensual es de $109 (con tu respectivo mes gratis), mayor que el de Netflix, cuya suscripción mensual empezó con $99. Clarovideo cuesta $69.

Como valor agregado, Blim ofrece recomendaciones cinematográficas de los actores y celebridades de Televisa.

Para el público conocedor
Para el público conocedor

¿Se ha democratizado la televisión de calidad?

En 1970, cuando se introdujeron los primeros modelos de telesuscripción en el país, los costos eran muy elevados. Para 2010 se podía tener acceso a la tele de paga con paquetes que costaban entre $150 y $300.
Esto costos bajos fueron una medida tomada para contrarrestar el avance de Netflix, que llegó México en 2011. Así llegaron al televidente promedio contenidos de mayor calidad por una inversión mínima.

Los servicios de streaming están transformando cómo consumimos contenidos audiovisuales. Cabe preguntar si la reacción ha sido a tiempo para compensar la gradual disminución de los principales ingresos de la compañía.

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Artículos relacionados

3,179FansLike
90FollowersFollow
223FollowersFollow

Últimos artículos