0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

English English Español Español
0,00 MXN

No hay productos en el carrito.

213.6 millones de wearables circularán a nivel global en 2020

Según datos de la firma IDC, las ventas de wearables a nivel global alcanzarán los 101.9 millones de unidades al finalizar 2016. Esto implica que la comercialización de relojes inteligentes y pulseras inteligentes alrededor del mundo habrá incrementado 29% respecto al año 2015. De ahí que la consultora considere que el sector de wearables logrará una tasa de crecimiento anual compuesta que oscilará el 20.3%; lo que supone a su vez que para el año 2020 ya se hayan introducido en el mercado más de 213.6 millones de wearables en todas las partes del mundo.
Este tipo de dispositivos, cuando hacen lo que prometen y lo hacen bien, son un ejemplo tangible de cómo hardware y software alcanzan la cúspide de la usabilidad. El cine y la televisión están llenos de ellos: el reloj granada de James Bond, la capa de invisibilidad de Harry Potter o el sombrero helicóptero del Inspector Gadget.
Poco a poco los vemos llegar a la realidad con las pulseras para monitorear nuestra salud, los smartwatch, etcétera. Recientemente en el CES se estrenó Nixie, una pulsera dron capaz de tomar fotografías y grabar video cuando lo echas a volar desde tu mano (que, por cierto, se llevó un lugar en nuestro top 10 de mejores productos del CES 2016).

Nixie, el minidron pulsera con cámara integrada.
Nixie, el minidron pulsera con cámara integrada.

Uno de los analistas de IDC, Jitesh Ubrani, aseguró en un comunicado que “a diferencia de los smartphones, que lograron consolidar una gran multitud de tecnologías a través de un único dispositivo, el sector de wearables está compuesto por un gran número de dispositivos dispares entre sí. Los relojes y las pulseras son los más populares, pero el mercado se vería beneficiado si apareciesen otros dispositivos adicionales, como gafas y ropa, que podrían ofrecer otras experiencias y capacidades tecnológicas”.
Así las cosas, el mercado de los smartwatches ha experimentado un aumento de 41% a lo largo de 2016 respecto al mismo periodo del año pasado, gracias a productos como el Apple Watch. A su vez, se prevé que el crecimiento de los relojes inteligentes siga a la alza, hasta situarse en el 52.1% de cara a 2020.

Wearables para optimizar la vida cotidiana

Aunque los wearables son realmente muy viejos, en los últimos años, el término se ha convertido en tendencia dadas las implicaciones tecnológicas que los optimizan cada año. Un wearable es prácticamente cualquier dispositivo funcional que pueda llevarse como parte de la vestimenta, es decir, que más allá de verse bonito, debe ser útil.

Áreas de oportunidad de los wearables. Fuente: WPP.
Áreas de oportunidad de los wearables.
Fuente: WPP.

El estudio Shift 2015 de la agencia Mindshare WPP and Goldsmiths (Universidad de Londres), realizado en abril de 2015, reveló las tendencias del consumo de wearables en Reino Unido. Los números dicen que un 36% de los usuarios de smartphones en Reino Unido considera que los wearables deben hacer la vida más fácil y más eficiente. Específicamente:

  • casi una tercera parte (31%) de ellos está interesado en usar sus wearables para preordenar productos y evitar las filas en las tiendas;
  • el 38% considera que los wearables deben servir para regular cuestiones del hogar como la calefacción o las luces; y
  • al 29% le agradaría que sirvieran para abrir las puertas de los automóviles.

Por otra parte, la segunda necesidad más importante (35%) es emplear la información obtenida de los dispositivos wearables para mejorar el bienestar físico. De estos,

  • el 76% indicó que la habilidad de monitorear su actividad física ayudaría mejorar sus vidas; mientras que
  • el 50% dijo que está interesado en usar la wearable technology para medir y analizar sus patrones de sueño.

Sin embargo, la tecnología que circula no es tan precisa como promete. Por ejemplo, Oliver Bäte, CEO de Allianz (una de las mayores compañías de seguros) pormenorizó durante el pasado Digital Life Design 2016 celebrado en Berlín, el uso de wearables tipo Apple Watch o Fitbit para medir el ejercicio físico ya que, según los datos recabados por la firma, podrían tener un impacto inferior al 1.5% de los problemas de salud.
El gran secreto está en la nutrición que, combinada con el análisis genético del individuo, puede conducir a la reducción drástica de costos de atención a la salud y, al mismo tiempo, un incremento de la longevidad. Están desarrollándose varios dispositivos para conectarse a teléfonos móviles que analizarán en tiempo real los alimentos que comemos y su valor nutricional.

Oliver Bate, CEO de Allianz, en DLD.
Oliver Bate, CEO de Allianz

PricewatersCooper en su estudio The Internet of Things: The next growth engine for the semiconductor industry, publicado en mayo de 2015, considera que los dispositivos conectados al Internet de las cosas, que en 2014 fueron cerca de 5,400 millones, serán más de 30,000 millones para 2020. Restándole cada vez más espacio a los dispositivos tradicionales como computadoras, tablets y smartphones.
Ricardo Carvajal, VP Digital de Mindshare México sostiene que “en los próximos años, los dispositivos wearables serán comunes en la cotidianidad de los mexicanos y las marcas deberán encontrar formas relevantes de involucrar al consumidor”. Sin embargo, esta afirmación podría verse levemente afectada según los resultados del estudio Living Longer: Wellness and the Internet de Ericsson ConsumerLab, en que se demuestra que tan sólo un porcentaje muy bajo de los encuestados mexicanos (y del mundo en general) está insatisfecho con su estado físico y, por consiguiente, dispuesto a usar wellness wearables para mejorar.

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Artículos relacionados

3,179FansLike
90FollowersFollow
223FollowersFollow

Últimos artículos